967 21 26 94 / 699 997 111
funerarialanuevaab@gmail.com
C/ La Cruz, 8, bajo, 02001, Albacete.

Servicios funerarios: qué es el Certificado de Últimas Voluntades 4 noviembre, 2015

Hoy en día los servicios funerarios somos conscientes de que nuestra labor debe ir más allá de vender lápidas o de asistir a las personas en el momento trágico de acudir al tanatorio o al crematorio.

La pérdida de un ser querido es un trance demasiado amargo y que bloquea mentalmente a los familiares hasta el punto de que, la mayoría de las veces, llegan a nosotros perdidos y desorientados sin saber qué deben hacer tras haber fallecido su familiar y, emocionalmente agotados. Por eso, también brindamos asesoría psicológica y legal para ayudar en los trámites más inmediatos relacionados con el deceso. Un asunto que casi siempre resulta un gran desconocido es el que se refiere a las últimas voluntades del fallecido. Te explicamos en qué consiste y para qué sirve.

 

Qué es el Certificado de Últimas voluntades

Cuando alguien muere, antes de proceder a cualquier trámite referente a la lectura del testamento y la herencia, lo primero es conocer si efectivamente esa persona dejó constancia de alguna forma de cuál era su voluntad en relación a su patrimonio para una vez hubiera abandonado el mundo de los vivos. A menudo la respuesta ya la sabemos, porque la persona nos lo comunicó en vida, pero en otras ocasiones, no tenemos idea de si hay testamento. En cualquier caso, siempre hay que asegurarse, consultando el llamado certificado de últimas voluntades.

Se trata de un documento que es expedido por el Registro Civil, en el cual está registrado si la persona ha realizado testamento y el nombre del notario en cuestión. Si efectivamente lo hay, los familiares herederos podrán dirigirse a este y pedirle copia del testamento. Es el primer paso antes de realizar cualquier otra gestión. | Certificado de Últimas voluntades

Cualquier persona puede pedir el Certificado de Últimas voluntades

Cualquier persona puede pedir el certificado de últimas voluntades, siempre que entregue los documentos pertinentes que son el DNI del fallecido y el certificado de defunción. Puede gestionarse la solicitud tanto de manera presencial, como por vía telemática. En ocasiones, hay personas que se llevan sorpresas porque descubren un testamento que ni siquiera sabían que existía.

El documento se solicita en el Registro Civil. Si se descubre que el fallecido hizo testamento, en tal caso los herederos, podrán ir al notario encargado del testamento y pedir la copia del mismo para iniciar la partición de la herencia. Si no hay evidencia de que haya hecho testamento, entonces lo que procede es la sucesión sin testamento, por la cual serán herederos las personas dispuestas en la ley, y por el orden y modo recogidos en esta.

Este y otros trámites, podrán realizarlos los familiares del fallecido con la confianza y la tranquilidad que le darán los abogados que Funeraría La Nueva pone a su disposición.