967 21 26 94 / 699 997 111
funerarialanuevaab@gmail.com
C/ La Cruz, 8, bajo, 02001, Albacete.

Servicios funerarios y la redacción de esquelas 18 septiembre, 2015

esquelas | servicios funerarios

Cuando un ser querido dice adiós para siempre hay que realizar una serie de trámites necesarios. El primero es comunicar públicamente la triste pérdida mediante la esquela. Este es uno de los pasos que los servicios funerarios pueden hacer por nosotros, aun así necesitan muchos datos que han de ser proporcionados por la familia. Las esquelas cumplen un papel informativo, publicándose en periódicos, páginas web, el tanatorio, etc.

El proceso de duelo es un momento estresante a la vez que triste. Para ello los servicios funerarios se prestan con el fin de hacerlo todo más fácil, desde la recepción del difunto en el tanatorio hasta la explicación del proceso que ha de llevarse a cabo en el crematorio o, por el contrario, la elección de una entre la multitud de lápidas existente. Sea como fuere, el primer paso es la redacción de la esquela.

QUÉ ASPECTOS HAY QUE TENER EN CUENTA EN LA REDACCIÓN DE ESQUELAS

La esquela es la noticia del fallecimiento de una persona, por este motivo ha de contener toda la información necesaria para que familiares y amigos del fallecido puedan acudir a dar el pésame a la familia, así como al funeral. Por lo general, las esquelas, desde hace muchos años, siguen un mismo formato:

  • Una hoja formato A4 con borde negro o gris para las esquelas que se colocarán en el tanatorio y en otros lugares. Centrado en la parte superior de la esquela se colocará en negro el símbolo religioso de la cruz. En el caso de los periódicos, ellos ya disponen de las medidas y modelos para poder publicar la esquela, quedando a nuestra elección el tamaño de la misma.
  • A continuación, en letra negrita, grande y centrado, se escribe el nombre del difunto e incluso, entre comillas, un sobrenombre por el que, tal vez, era más conocido el fallecido, o cualquier otro detalle que le haga más reconocible ante ciertas personas que, por cualquier motivo, no conociesen a la persona por su nombre completo. También puede ponerse «viudo de», «esposo de»….
  • Debajo del nombre se suele colocar su cargo empresarial, si tenía algún título nobiliario o académico, etc. , su edad y el motivo de la defunción.
  • A continuación se colocan las sigla,s en grande y en negrita, D.E.P. (Descanse en Paz).
  • Finalmente, la familia refleja el pésame ante su pérdida, colocando los nombres de sus integrantes según el orden que se desee, así como los datos sobre dónde descansará el cuerpo antes del funeral, con fechas y horarios, y cuándo será el entierro.

Por último, es muy importante resaltar en la esquela si la familia recibe o no el pésame en su domicilio. No todos desean pasar por esos momentos tan duros.